La farmacia El Globo y los jóvenes sin futuro

El edificio de la farmacia El Globo, en la plaza de Antón Martín, siempre ha sido uno de mis favoritos. Es relativamente moderno, ya que fue reconstruido después de la Guerra Civil, le cayó una bomba justo encima. Sus escasos 5 metros de fachada y el precioso globo de metal que ilustra su fachada bastan para que resulte singular. Ayer su cruz verde iluminada marcó el inicio de la manifestación de "Juventud sin futuro". Como siempre, los eslogans de las manifestaciones eran bastante divertidos: "¡Más centros sociales, menos comerciales! ¡Queremos más becas, menos hipotecas! ¡Dáis a los bancos, robáis a los pobres!" Cada vez más gente me dice que está muy bien escribir en un blog, o en dónde sea, pero que lo importante es pasar a la acción. Ayer quise ver en qué consistía el intento. Algunos cientos de jóvenes desfilaron hasta el Reina Sofía por la calle Atocha, y acabaron luego unos pocos a bofetadas con la policía. La sensación que me dió es que las protestas quedan como sin sentido una vez que se materializan en la calle. El resto de la ciudad seguía repleto de gente paseando y comprando, las barras de los bares a tope. Creo que al ser tan libres, al poder decir lo que queramos, gran logro que indiscutiblemente hemos alcanzado, es mucho más difícil que se objetive un descontento porque todo acaba siendo relativo. Foto: Farmacia El Globo, en la plaza de Antón Martín.

4 comentarios en “La farmacia El Globo y los jóvenes sin futuro”

  1. Sí yo tengo esa sensación. Cuando pasas por la Puerta del Sol siempre hay gente manifestándose y eso ya forma parte del paisaje. No importa mucho que protesten contra el aborto, los despidos de Prisa, el plan Bolonia, la privatización de la Sanidad, la intervención de Afinsa…, sus reivindicaciones pasan bastante desapercibidas para el viandante. Ahora parece que las protestas en las redes sociales tienen mucho más efecto sobre los que deciden.

  2. Es verdad. Da la sensación de que la calle se ha trasladado a las redes sociales de Internet, se temen mucho más los movimientos masivos en Facebook. Ayer en la Puerta del Sol, volviendo de Antón Martín, había también unos pocos ancianitos pidiendo justicia por algún agravio de la Guerra Civil, ni siquiera se exactamente porqué era, y deambulaban con sus pancartas entre unos paseantes completamente ajenos a ellos. Ni se les veía.

  3. Anonymous dice:

    Hoy en día a través de las redes sociales y nuevas comunicaciones se puede hacer cambiar michas cosas, véase por ejemplo los nuevos acontecimientos que se están produciendo en el mundo recientemente. Pero soy de la opinión que esto sirve de plataforma de convocatoria para poder hacer una acción. Antes también se han conseguido grandes logros (o pequeños poco a poco) sin este instrumento del que nos podemos valer ahora. Si la gente, inconforme con sistemas que se les imponen, sigue desde su casa contando todo con lo que no está de acuerdo, pero no se une y no exterioriza su malestar por aquello que les están imponiendo y oprimiendo nada o muy poco va a poder cambiar. Pongamos un ejemplo: uno de los cánceres mayores de la humanidad es la banca (siempre gana) todo el mundo se queja, en sus sucursales, en la barra del bar, en las telebasuras que aprovechan para sacarle el llanto a la señora que mañana le desahucian etc, etc. Pero si la sociedad no es capaz de unirse a través de cualquier medio y atacar ese mal donde se le pueda hacer pupa en lo mas alto de la pirámide invisible y oculta que tienen establecido como sistema para no ser vulnerable, ese cáncer no va a desaparecer. Por tanto soy de la opinión que las movilizaciones pueden llegar a mover cosas. No hace falta la violencia, hace falta que la gente se haga oír con dignidad.
    B. Rothwoss

  4. Andrés dice:

    Jacobo, aquí yo otra vez: gracias por tu comentario sobre el texto de Coderch y su hija que colgé en mi blog, que me alegro de que como yo encuentres que es precioso. Oye, ¿para cuando un nuevo post en uno de tus dos escaparates? ¿Será que tienes mucho trabajo? Si es así, ¡dame algoooooo! Venga, y anímate a escribir algo: aquí te doy una inspiracion sobre algo que sé que te gusta:

    http://nomada.blogs.com/jfreire/2011/05/antes-y-despus-del-15m-la-ficcin-poltica-se-encuentra-con-la-nueva-realidad-ciudadana.html

    Un abrazo, Andrés.