La gran muralla china de Almería

Ya nos hemos olvidado casi del terrible incendio que sufrió la Sierra Cabrera hace dos veranos. Por entonces quedaron al descubierto los miles de metros de muritos que escalonan las laderas de esta rica cordillera de aromas marinos, cuyas cumbres llegan a superar los 900 metros de altura a escasa distancia de la costa.
Los balates, que así se llaman esas hileras de piedra, y las paratas o bancales, que son las terrazas que crean, permitían obtener superficies horizontales en las escarpadas laderas para aprovechar la poca agua que cae en estas tierras. Las más pequeñas, en lugares donde las pendientes eran más pronunciadas, apenas eran suficientes para sujetar un algarrobo; otras más extensas permitían cultivos de secano donde se agrupaban olivos o almendros, y en las que estaban cerca de las minas de agua se plantaban hortalizas y frutales.
Además de aumentar la superficie de cultivo, los balates ayudaban a frenar el agua en su caída, evitando la erosión de las laderas. Se construían con las piedras del lugar que se iban encajando unas con otras, por supuesto en seco, sin ningún mortero que las uniera, y después se rellenaba el hueco con tierra, que a menudo había que acarrear desde tierras más bajas.
Después del incendio, a la vista de los bancales desnudos, negros, calcinados, despojados de las malas hierbas que los ocultaban, se pudo ver mejor que nunca esta impresionante obra de ingeniería popular. El Grupo Ecologista Mediterráneo se dirigió entonces a la Junta de Andalucía para que tratara de frenar el deterioro de lo que han denominado la muralla china almeriense, pero no se ha hecho nada. Su abandono facilitará que el fuego se propague, su recuperación y mantenimiento haría que todo fuera más sostenible, en el mejor sentido de esa palabra que hasta hace bien poco ni siquiera existía.

En la foto, Mojácar tras el incendio.

3 comentarios en “La gran muralla china de Almería”

  1. Esta noticia no tiene nada que ver con el mantenimiento de la Sierra Cabrera, que brilla por su ausencia como se demostró con el incendio, sino con el nauseabundo olor que hay en verano en Mojácar, cuyo saneamiento es una indecencia.

  2. MARTIN H dice:

    Ciudadanos de Carboneras se concentran a favor de que se abra El Algarrobico:

    http://www.ideal.es/almeria/v/20110910/provincia/carboneros-concentran-favor-abra-20110910.html