¿Sostenible?

Ha llegado a mis manos una nueva publicación del Departamento de Proyectos Arquitéctonicos de la Escuela de Arquitectura de Madrid, llamada Cuadernos de Proyectos Arquitectónicos, que, según he podido leer en su primer número, va a intentar posicionarse en el actual desconcierto generalizado en el que se está sumido el gremio de los arquitectos, para tratar al menos de plantear cuales son las preguntas a las que debemos dar respuesta. Hay textos para todos los gustos, de autores como Antón Capitel, Luis Fernández-Galiano, Josep María Montaner, Antonio Miranda o Luis Moreno-Mansilla, entre otros. La publicación nace avalada por un lustroso comité científico, trufado de pesos pesados del mundo académico y profesional. No pongo ningún enlace porque no lo hay, o al menos yo no lo he encontrado, lo que a esta alturas es un descuido insólito, y más tratándose de una aventura académica puramente teórica. Colgar aunque sea un pdf en la página de la Escuela hubiera sido quizás lo mínimo.El texto que más me ha interesado es el que plantea la pregunta, a mi modo de ver, más acertada: ¿Sostenible?, escrito por Iñaki Ábalos. Se trata de una crónica de un encuentro  propiciado por el Centro Canadiense de Arquitectura, que, a través de unas conversaciones mantenidas por prestigiosos técnicos de las mejores universidades del mundo, trataba de aportar algo de luz a la nueva palabra que estaba ya, en el año 2007 en el que se celebró la reunión, en boca de todos. La conclusión es muy sencilla, y a mi modo de ver esclarecedora. La arquitectura sostenible, es decir la que se esfuerza por estar bien aislada, por ser eficiente en su consumo energético, tiene un impacto practicamente despreciable en la mejora y conservación del planeta frente a los modos de vida actualmente establecidos en Occiente, en dónde las casas son cada vez más grandes, están más alejadas de los lugares de trabajo y de compras, y son cada vez más numerosas las personas que aceden a ellas. Es decir, que lo que se ahorra con una nueva vivienda en sí misma eficiente (¿sostenible?) es ridículo comparado con lo que se consume en los desplazamientos diarios de la famila que la habita. Por tanto, concluían los expertos de la reunión, la transformación necesaria para llegar a un equilibrio mínimo que haga de nosotros, los humanos, una especie algo sostenible, pasa antes por una transformación política, económica y cultural, en la que la aportación de los técnicos sea la solución a los problemas reales planteados por la sociedad, y no al revés, la imposición de soluciones técnicas a una sociedad que mira hacia otro lado. Como paradigma de la evolución del parque de viviendas, Ábalos citaba la vivienda unifamiliar de 30.000 metros cuadrados que se había empezado a construir en aquel año 2007 en Bombay el millonario indio Mukesh Ambani para él y su familia (en la foto), que justamente esta misma mañana ha saltado a mi pantalla en forma de noticia de edificio recién terminado, por supuesto denostado por la revista Habitat como el campeón de la insostenibilidad. Parece que no hemos avanzado mucho en estos tres años, o al menos no tanto como el millonario indio que se ha construido la casa más grande del mundo.En la foto, vivienda unifamiliar en Bombay. Imagen cogida de Inhabitat
 

2 comentarios en “¿Sostenible?”

  1. Andrés dice:

    Lo cual nos lleva a la ya discutida cuestión, más importante que la de la eficiencia energética del edificio (concepto limitado en lo que abarca, y también en para lo que sirve), de cuál debe de ser el “modelo de ciudad” en el sentido amplio: malla verde a escala territorial, densidad ideal, y, por supuesto, tipología edificatoria. Todo lo demás, a mi parecer, es dar vueltas sobre cosas poco útiles. Saludos, Andrés.

  2. Efectivamente, es lo único que puede llevar a un cambio realmente operatico, estoy de acuerdo.
    Gracias.

Deja un comentario

Texto

Captcha Garb (1.5)